Tu vestimenta no estará completa si no calzas unos zapatos acorde a todo lo que llevas encima: unos zapatos de tacón, o con plataforma para situaciones donde se requiere más formalidad o elegancia,  o unos tenis de buena marca complementan cualquier vestimenta informalmente comoda. Unos zapatos sport o deportivos puede también ser un complemento intermedio antes de llegar a la informalidad del zapato deportivo.